Jueves, 09 Marzo 2017 00:00

Los restaurantes del futuro seran más digitales e inteligentes

restaurantes del futuro

Las cartas digitales, las mesas interactivas o el pago mediante el móvil empiezan ya a usarse en algunos restaurantes. La inteligencia artificial, la robótica y la minería de datos marcarán la tendencia en los próximos años.

Las nuevas tecnologías y los cambios de hábitos pueden llegar a provocar grandes cambios en algunos aspectos básicos del restaurante según indica el informe elaborado por Reimagine Food en colaboración con Makro basado en las conclusiones de la mesa redonda Hacking the restaurant experience celebrada el otoño pasado en Barcelona.

Estos cambios se verán pronto tanto en la forma como se atrae a los clientes, cómo se les recibe, cómo se generan las comandas e incluso en forma de comidas interactivas.

Nuevas apps como ResyReserve incorporan servicios adicionales al sistema de reserva online e integran también las operaciones de back-end (como el digital dining concierge para restaurantes de gama alta), o soluciones para el pago y la facturación.

Para la gestión de la relación con el cliente, las grandes cadenas de restauración ya utilizan bots o chatbots que simulan una conversación inteligente y permiten solventar dudas y realizar pedidos mediante una app de mensajería. Es cuestión de tiempo que este sistema esté al alcance de los restaurantes más pequeños.

La personalización avanzada se consigue recopilando todos los datos recogidos a través de programas de fidelización, plataformas de reserva, sistemas de pago e incluso beacons (dispositivos de emisión de señales bluetooth). Gracias a todos estos datos el restaurante puede saber con qué frecuencia recibe a un cliente, cuáles son los platos que suele pedir, e incluso su mesa preferida, lo que permite un alto grado de personalización.



En el futuro, los beacons detectarán cuando un cliente esté cerca y ello permitirá enviarle mensajes personalizados.

Si hasta ahora dar la bienvenida a los clientes es un momento de interacción humana, a medida que cambien los hábitos nos encontraremos con pantallas interactivas e incluso con robots.

Los dispositivos portátiles para realizar las comandas están cada vez más extendidos e incluso los pequeños restaurantes ya los usan. Ello permite reducir el margen de error al enviar órdenes en tiempo real a la cocina y preparar directamente la cuenta, a parte de reducir considerablemente el tiempo de espera de los clientes. La tendencia es que los clientes realicen sus propios autopedidos, tanto mediante dispositivos proporcionados por el propio restaurante como a través de una app en su smartphone.

En cuanto a la interactividad de las comidas, la mesa diseñada por la startup Ziosk permite a los clientes, a parte de realizar ellos mismos su propio pedido, acceder a una amplia gama de contenidos: noticias, acceso a interent, jugos y aplicaciones de redes sociales. Cadenas de restaurantes de EE.UU han desarrollado juegos que al mismo tiempo funcionan como aplicaciones de fidelización en las que los clientes compiten por ventajas y recompensas.

En 2015 el colectivo artístico Skullmapping lanzó Petit Chef, una experiencia visual de mapas en 3D donde un chef en miniatura prepara la comida de los comensales en su propio plato, por lo que así la espera se hace más entretenida.

Los restaurantes del futuro

Visto en Expansión

Suscríbase a nuestros boletines y reciba las noticias sobre nuestros productos y promociones.
Términos y Condiciones